“Generosidad” de Del Mazo también para HIGA y CUSAEM

No sólo la UAEM se vio beneficiada por las adjudicaciones directas de Del Mazo y la falta de control en los contratos. Banobras le pagó 10.7 millones de pesos en transportación aérea ejecutiva a la empresa Eolo Plus, filial de Grupo HIGA, del empresario y compadre de Peña Nieto, Juan Armando Hinojosa Cantú. Es el mismo grupo que estuvo involucrado en el escándalo de la Casa Blanca.

Otros 49 millones de pesos de Banobras se destinaron para servicios de hospedaje y viáticos, y 19.5 millones de dólares fueron para la renta de un avión marca Bombardier, durante el periodo de Del Mazo como director del banco.

Preocupado por las tecnologías de la información y la comunicación, Del Mazo también destinó 6.2 millones de pesos en la compra de iPads, pantallas, camisetas de la Selección Mexicana de Futbol y árboles de Navidad, en los festejos de Banobras.

Del Mazo también adjudicó un contrato por 24.8 millones de pesos para monitorear oficinas centrales y diferentes edificios de Banobras al Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (CUSAEM).

Este poderoso cuerpo policiaco se maneja como empresa privada a cargo de comandantes y políticos mexiquenses y ha vivido una etapa de auge durante el gobierno federal de Enrique Peña Nieto ya que distintas dependencias han contratado sus servicios por más de 2 mil millones de pesos. CUSAEM fue creada en 1948 por el entonces gobernador Alfredo del Mazo Vélez, abuelo del actual candidato priista.

 

UAEM, Universidad como Empresa Pública

Las irregularidades detectadas entre los contratos de Banobras y la UAEM confirman un modus operandi de esta universidad pública con más de 80 mil alumnos que se maneja a través del FONDICT como empresa privada.

Desde 2014, la PGR investiga al director del FONDICT, Erick Herzain Torres Mulhia, por otros convenios firmados con Conaculta para la creación de Cerebros Digitales. Conaculta le pagó 68 millones de pesos a FONDICT-UAEM para digitalizar 300 mil imágenes y también incumplió.

La Biblioteca México le pagó 25 millones de pesos al mismo FONDICT para digitalizar su acervo. La UAEM subcontrató a Impactel y sólo entregó 215 mil imágenes digitalizadas de más de 3 millones, pero recibió el pago completo.

Otro mecanismo de presunto desfalco de la UAEM es el caso del adeudo de casi 850 millones de pesos con el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM) que se dio a conocer en julio de 2016. A pesar de que la universidad descontaba las cuotas a sus trabajadores, estos recursos no fueron a dar al ISSEMYM.

La denuncia fue rechazada por el rector Jorge Olvera García y por Javier González Martínez, secretario de Administración de la UAEM, quienes señalaron que la ley del ISSEMYM fue modificada en 2012 en todo lo relacionado a los porcentajes de aportación que debería pagar y que esto provocó “retrasos” en los pagos de la universidad.

Por “arte de magia”, afirmó el portal informativo www.somoselmedio.org, la deuda de la UAEM con el ISSEMYM desapareció el 14 de julio de 2016. Antes de esa fecha, según los comprobantes de pago del instituto, la UAEM sólo había realizado dos pagos por 21.3 millones y otro por 20.3 millones de pesos de una deuda total de 849. 9 millones de pesos.

La investigación de este portal informativo, documentada con pagos del ISSEMYM reveló que los descuentos a los trabajadores sumaron 662.2 millones de pesos, pero en junio de 2016, la deuda total de la UAEM era de casi 850 millones de pesos.

 

Reportaje originalmente publicado en la revista Proceso No. 2124