Después de anunciarse el corte de agua en distintas alcaldías de la Ciudad de México, el pasado 31 de octubre, se prevé que la escasez de agua continúe  hasta el próximo fin de semana.

Los trabajos deberían haber finalizado el domingo. Sin embargo, hubo fallas imprevistas y se retrasará el abastecimiento de agua para la ciudad.

Las reparaciones que se hicieron en el sistema hídrico de almacenamiento de Cutzamala, para la potabilización y distribución de agua en el Valle de México, no fueron exitosas. Por lo que la Comisión Nacional de Agua (Conagua) ordenó suspender el suministro de agua una vez más.

La falla tuvo que ver con la instalación de la “k invertida, una de las nuevas piezas para el mantenimiento”.

Según un artículo en El Universal, Roberto Ramírez, director general de Conagua, declaró que a las 16:00 hrs del domingo pasado, cuando el sistema de bombeo funcionaba en un 70% de su capacidad y ya se había iniciado el envío de agua para la Ciudad de México y el Estado de México, la misma presión provocó que la pieza se moviera y fuera arrastrada hacia el suelo.

De acuerdo con un comunicado que lanzó Conagua para informar sobre los avances del paro al Sistema de Cutzamala, reiteraron que, tras realizar un análisis técnico de resistencia de materiales, los ingenieros especializados tomaron la decisión de cortar la pieza en su interconexión con la segunda Línea de Alta Presión para evitar un daño mayor a la estructura y, de este modo, no comprometer su integridad.

También comunicaron que los trabajos tardaran alrededor de 36 y 40 hrs, por lo que la suspensión de agua en el Valle de México se extenderá hasta finalizar el arreglo.

Por su parte, la Conagua recomendó a la población mantener las medidas de racionalización del agua, mientras se soluciona el incidente.

Asimismo, aseguraron que al finalizarse los trabajos correspondientes se llevará a cabo un peritaje para determinar de manera oficial las causas del incidente y tomar las medidas necesarias.