Por unanimidad de todas las bancadas legislativas, incluyendo al PAN y al PES, el Senado de la República aprobó por 110 votos a favor modificaciones a las leyes del Seguro Social y del ISSSTE para garantizar el derecho a la seguridad social, servicios y prestaciones a cónyuges y concubinos de parejas del mismo sexo, así como eliminar lenguaje sexista y discriminatorio en estos ordenamientos.

La iniciativa de reforma fue propuesta por Germán Martínez Cázares, ex militante y dirigente panista, actual senador por Morena, quien afirmó que con estos cambios “México camina a ser un país más decente, y la decencia no es caminar por la vida por los senderos de nuestros prejuicios, sino caminar por la vida sin humillar a nadie”.

Argumentó que los servicios de salud son un derecho asociado que tiene sus características y no pueden ser regateados. Martínez Cázares se pronunció por “no más discriminación, que es el trato de inferioridad por credo, preferencia sexual, política, raza, género y tampoco no más discromatopsia, un mal que no permite ver los colores”.

“Quien no ve los colores es quien no está viendo un México plural, diverso, distinto”, sentenció Martínez Cázares.

El presidente del Senado, Martí Batres, afirmó que esta reforma tiene “un alto valor simbólico” porque “enfatiza los principios de libertad y bienestar sin discriminación”, mientras que la presidenta de la Comisión de Seguridad Social, Gricelda Valencia Maldonado, expresó su “reconocimiento y apoyo” a la comunidad lésbico-gay, travesti, transexual, transgénero, bisexual e intersexual (LGBTTTI) cuyos representantes estuvieron presentes durante la sesión.

El priista Manuel Añorve Baños, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, argumentó que esta reforma es “de elemental justicia social” y señaló que se eliminan preceptos discriminatorios que “se vienen arrastrando desde la creación de estas leyes”.

“Los tiempos cambian y las percepciones políticas y jurídicas también evolucionan, en especial, en sociedades democráticas como la mexicana”, argumentó Añorve.

Por el PAN, la senadora Mayuli Latifa Martínez Simón expresó el apoyo de su partido a estas modificaciones que garantizarán atención médica y pensión para las parejas del mismo sexo.

Por el Partido Encuentro Social, de origen evangélico, la senadora Eunice Romo Molina, afirmó que esta reforma representa un avance más en “la progresiva e inevitable ampliación de las condiciones para el ejercicio de sus derechos”.

La ex candidata presidencial y actual senadora de Movimiento Social, Patricia Mercado, también se congratuló por esta aprobación ya que se avanzará en la “cultura de la no discriminación” para los matrimonios del mismo sexo.

Foto: Tallie Robinson