Publicado por el Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia.

Por decisión de la Justicia, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) deberá exceptuar del pago de derechos por el uso de las frecuencias a Telecomunicaciones Indígenas Comunitarias A.C. (TIC), una organización sin fines de lucro que brinda servicios de telefonía móvil e internet a comunidades indígenas de Oaxaca.

La sentencia del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa Especializada en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones reconoce que TIC AC “contribuye a fomentar el desarrollo de las comunidades indígenas, la preservación de sus lenguas, su cultura y su conocimiento”.

El IFT había ordenado a TIC el pago de cerca de US$ 50 mil por el uso de las frecuencias correspondientes a los ejercicios fiscales de 2017 y 2016.

A comienzos de 2018, el Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones había ordenado al IFT reconsiderar su decisión de mayo de 2017 por la que había negado la exoneración del pago por derechos de uso del espectro a la asociación comunitaria. En el fallo, el tribunal planteó que el regulador debería basarse en el principio “pro persona”, que obliga a dar preeminencia a los derechos fundamentales contenidos en la Constitución, en los tratados internacionales y en los criterios jurisprudenciales.

A fines de 2017, luego de su visita conjunta, los Relatores de Libertad de Expresión de Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recomendaron al gobierno mexicano ampliar el acceso comunitario de la banda ancha para pueblos indígenas y zonas rurales.

Telecomunicaciones Indígenas Comunitarias brinda servicio a 3.000 usuarios en 18 comunidades de Oaxaca, a los cuales cobra US$ 2 al mes. De esa cifra, algo más de US$ 1 queda para las comunidades responsables de la administración de la red y el resto se reinvierte en mejora de infraestructura.