El video dura 30 segundos y abre con la leyenda Stop illegal inmigration (detengan la inmigración ilegal, en español), tras lo cual aparece Luis Bracamontes frente a un juzgado, un hombre de origen mexicano que ingresó sin documentos a Estados Unidos durante la administración de George W. Bush y  fue sentenciado a pena de muerte por el asesinato de dos policías.

Bracamontes dice: “Y hubiera matado a más de esos mal nacidos”. Acto seguido hay imágenes de la frontera, migrantes con rostros censurados siendo sometidos por las patrullas fronterizas, la voz en off de Donald Trump diciendo que aprueba el comercial y que va a reforzar las seguridad nacional; que los demócratas han amparado los actos delictivos de los migrantes indocumentados. El mensaje es abiertamente xenófobo y se reprodujo  en canales de difusión masiva como NBC, Facebook y Fox. CNN es el único medio que rechazó transmitirlo.

Tras un alud de críticas, las tres plataformas eliminaron el comercial, calificándolo de racista. Facebook dijo en un comunicado que el comercial violó sus políticas contra el contenido sensacionalista. «Este anuncio viola la política de publicidad de Facebook contra el contenido sensacionalista, por lo que lo rechazamos», dijo la compañía en un comunicado. «Si bien el video se puede publicar en Facebook, no puede recibir la distribución de pago».

La NBC, que transmitió el comercial en el intersticio de un de un partido de fútbol entre los New England Patriots y los Green Bay Packers de la Liga Nacional de Fútbol Américano (NFL), expresó en un comunicado: “Después de una revisión adicional, reconocemos la naturaleza insensible del anuncio y hemos decidido dejar de emitirlo a través de nuestras propiedades tan pronto como sea posible”.

Por su parte, Fox también se distanció del comercial: “Tras una revisión adicional, Fox News retiró el anuncio ayer y no aparecerá ni en Fox News Channel, ni en Fox Business Network”.

De acuerdo con los cálculos de algunos medios locales,  los republicanos podrían haber invertido entre 28 mil y 100 mil dólares para promocionar el anuncio en Facebook, que recibió entre 2,8 y 5 millones de visitas en su plataforma.