Una persona ha muerto y dos se encuentran hospitalizadas tras un atentado en Melbourne, Australia. De acuerdo con los reportes de la policía local, un sujeto estrelló una camioneta en la calle céntrica de Bourke; el vehículo se incendió y el sujeto bajó sosteniendo un cuchillo, con el cual empezó a apuñalar a la gente que se encontraba a su paso.  El ataque, que ocurrió a las 16 horas, fue reivindicado por Estado Islámico (EI) a las pocas horas.

Graham Ashton, jefe de la Policía Estatal de Victoria, dijo que el autor del ataque es un ciudadano somalí fichado por las agencias de Inteligencia y antiterrorismo. Informó que poco después de iniciar el ataque fue reducido por un agente de la policía, quien le disparó en el pecho.  El presunto terrorista ingresó en estado crítico al hospital y murió media hora después.

En un comunicado publicado en Amaq, la página oficial del grupo terrorista, Estado Islámico se adjudicó la autoría del atentado: “El autor de la operación es uno de los combatientes del Estado Islámico”, reza un breve comunicado. “Se trata de una respuesta para atacar a los ciudadanos de la coalición”, agregaron, en alusión a la alianza internacional que lucha contra los Yihadistas en Irak, de la cual forma parte Australia.

Asimismo,  David Clayton, otro portavoz de la policía, dijo que en el interior de la camioneta se encontraron “varios cilindros de gas para barbacoa”, y desmintió que el atacante gritara “Allahu Akhbar” (Alá es grande), como señalaron algunos testigos.

Foto tomada de La Voz.