El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres, envió un oficio a Alejandro López Gonzáles, director del Diario Oficial de la Federación, para que se expida en este órgano la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, reglamentaria de varios artículos constitucionales, aprobada por el Congreso el pasado 13 de septiembre, y que deja sin efecto las pensiones que reciben los ex presidentes de la República.

El oficio de una cuartilla, fechado el 31 de octubre,  fue dirigido con copia al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y destaca que ya se cumplieron los plazos establecidos en la reforma aprobada el pasado 13 de septiembre y que al no ser vetada por Enrique Peña Nieto entra en vigor automáticamente la Ley de Salarios Máximos.

Esta reforma estipula que desde enero de 2019 los ex presidentes vivos Luis Echevarría, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto no recibirán su pensión vitalicia.

“El presidente de la República (Enrique Peña Nieto) no la promulgó ni la publicó, por lo tanto, corresponde a un servidor público ordenar la publicación de la Ley de Salarios Máximos”, destacó Martí Batres, en conferencia de prensa.

El senador por Morena destacó que esta nueva ley regulará también los sueldos, dietas, aguinaldos, premios, recompensas y bonos de los funcionarios públicos federales y prohíbe que cualquiera de ellos reciba una percepción mayor a la del presidente de la República en funciones.