Reporte de irregularidades

El informe sobre las deficiencias del Estado mexicano en su atención a la Caravana Migrante enuncia varias observaciones, como las siguientes:

-No existe un registro de niños, niñas y adolescentes que integran la Caravana y cuántos de éstos viajan sin acompañamiento. La Defensoría documentó “cerca de mil niños, niñas y adolescentes menores de 17 años”, pero no existen registros ni un servicio de salud especial para ellos.

-“Varios niños, niñas y adolescentes reportaron ser víctimas de abuso sexual antes y durante la caravana”, advierte el documento.

-Las intervenciones de elementos de la Policía Federal que bloquearon el paso de la caravana generaron “pánico, tensión y desgaste” entre esta población y el gobierno mexicano “no ha facilitado el contacto con familiares en su país de origen”.

-En el caso de las mujeres se pudo contabilizar “al menos 20 mujeres con seis meses de embarazo o más” que carecen de controles y atención especial de acuerdo con su estado. “Sólo se les dotaba de ácido fólico y sulfato ferroso”, afirmó el reporte.

-Existen “constantes actos de discriminación” contra las mujeres, así como “constantes de violencia física” por parte de sus parejas, así como relatos de “actos de abuso sexual hacia su persona e, incluso, violaciones durante la caravana”.

-Se carece de un registro de cuántas personas de la comunidad LGBTTTI integran la caravana. Su opinión no es tomada en cuenta. Se les discrimina internamente y externamente en las comunidades donde transitan. “Han sufrido abuso físico y sexual dentro de la propia caravana” y generalmente son discriminados por los servicios médicos.

-Tampoco existe registro de cuántas personas mayores de edad. Por lo menos, la Defensoría entrevistó a una docena de migrantes entre 60 y 78 años. No existen espacios físicos accesibles para ellos. Han sufrido maltrato físico y no cuentan con información de sus familiares.

El documento, fechado el 7 de noviembre, realizó una serie de observaciones también sobre el trato que recibieron en la Ciudad de México, donde fueron alojados en las instalaciones deportivas de la Magdalena Mixhuca, en la delegación Iztacalco.

La Defensoría documentó que se han reportado 3 menores extraviados y “falta información especializada sobre derechos humanos para menores de edad no acompañados”.

Se instalaron 9 baños exclusivos para mujeres y el resto fueron mixtos, pero se requieren más sanitarios para ellas. Aproximadamente 10 sanitarios fueron detectados “en condiciones insalubres o poco adecuadas”.

Incluso, “se reporta venta de droga al interior del albergue como ha sucedido a lo largo del camino”, así como prostitución al interior y falsas promesas de trabajo de presuntos “enganchadores”. Al menos 4 personas les ofrecieron trabajo en Michoacán y trataron de llevarse a migrantes en su vehículo.

La ausencia más grave es de información, sobre todo, del Instituto Nacional de Migración, ya que “ninguna de las instituciones pertinentes, se está encargando de dar información a los migrantes acerca del proceso de repatriación”.

Ante este cúmulo de irregularidades, la Defensoría de Derechos Humanos de Oaxaca recomendó como medidas de atención a los migrantes que el Estado mexicano admita el fenómeno de migración como algo “mundial”, que el uso de la fuerza “no sea para reprimir a la caravana de migrantes, ni limitar su tránsito hacia el país de destino”.

Considera urgente que la Organización de Estados Americanos (OEA) convoque a “una reunión extraordinaria para abordar el problema de la migración centroamericana y tomar acciones conjuntas” y que el Estado mexicano diferencia los procesos migratorios “normales” de este tipo de caravanas que son “desplazamientos forzados, toda vez que la gestión de los mismos es distinta”.

Subraya como fundamental “atender de manera prioritaria” a los menores de 17 años, acompañados y no acompañados, ya que su presencia “es cada vez más constante y la vulnerabilidad  a la que están expuestos se ha incrementado de manera importante”.

En sus últimas recomendaciones señalan la urgencia de que “ante los flujos migratorios cada vez más constantes en nuestro país es importante que se modernice la Política Nacional Migratoria, la cual deberá atender de manera integral el fenómeno migratorio, dado que México es país de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes”.

Sugieren un “enfoque basado en derechos que sea transversal” e involucre a todas las autoridades en los procesos de gestión migratoria, tomando en cuenta que las necesidades de las personas “no son homogéneas” y, por lo mismo, “el abordaje tiene que ser diferenciado”.

Foto: Noticias Voz e imagen de Oaxaca