Publicado por el Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia.

La Comisión Europea aprobó la fusión entre Disney y 21st Centrury Fox bajo la condición de que la primera se desprenda en Europa de varios canales controlados por A+E, un joint venture entre Disney y Hearst. En el resto de los países del mundo en los que opera, la compañía mantendrá su participación sobre dichos canales.

La Comisión consideró que la transacción lesiona la competencia en el suministro mayorista de canales de TV en varios países de la Unión Económica Europea, en particular en los canales de “hechos”, que emiten documentales, drama y programas de entretenimiento sobre ciencia. Por eso aceptó la propuesta de Disney de desinvertir en las señales History, H2, Crime & Investigation, Blaze y Lifetime channels.

Por el contrario, según la Comisión, la fusión por absorción no genera problemas de competencia ni en el área de producción y distribución de películas así como tampoco en la distribución de contenidos para entretenimiento en el hogar y licenciamiento de películas y otros contenidos de TV. En ambos casos, la Comisión consideró que la compañía fusionada aún enfrentará una competencia importante de otros jugadores como Sony, Universal y Warner Bros.

En Estados Unidos, la fusión aún está pendiente de aprobación. Recientemente, el Departamento de Justicia estableció que para que Disney Company pueda fusionarse con 21st Century Fox debe desprenderse de 22 señales de deportes de Fox en varios mercados locales.

A fines de 2017, Walt Disney Company anunció la adquisición de 21st Century Fox, que incluye la división de Cine y TV así como los negocios de TV por cable y señales internacionales por unos US$ 52.400 millones.

Con la adquisición de 21st Century Fox, Disney -dueña también de la cadena de TV ABC, ESPN y Disney Channel- se quedará con los canales FX y National Geographic; con los programas de TV Los Simpsons, Modern Family, Padre de Familia, The Americans, Los Expedientes X y Masterchef, entre otros, se convertirá en accionista mayoritaria de Hulu (60%), y se quedará con el proveedor de TV paga Sky de Europa, Star de India y Endemol Shine Group. También obtendrá el estudio cinematográfico 20th Century Fox, con la franquicia de películas como El Planeta de los Simios, Avatar, El Día de la Independencia, La Era del Hielo, entre otras.