Hace tres días, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que dio la orden de enviar al menos cinco mil soldados a la frontera sur con México, equipados con armas y equipo táctico de rastreo, para detener a la caravana migrante. Los soldados que forman parte de la 16 Brigada de la Policía Militar de Fort Bragg, de Carolina del Norte, están concentrados en la Base de la Fuerza Aérea Davis Monthan en Tucson, donde realizan preparativos para la operación “línea segura”, como fortificar las líneas de entrada con alambre de púas.

Por otra parte, Trump anunció el viernes que firmó un decreto que limita «drásticamente» las solicitudes de asilo y suspende el ingreso de migrantes a través de la frontera sur de Estados Unidos por los puertos de entrada durante 90 días o «hasta que Washington consiga un acuerdo con México para deportarlos».

En tanto, la caravana migrante llegó a la Ciudad de México, donde se dispusieron trenes del metro para que llegaran hasta Toreo y de ahí iniciaran un recorrido sobre Periférico para arribar a Querétaro.

De acuerdo con medios locales, el último tren disponible para los migrantes llegó alrededor de las 07:00 horas  y tardó al menos 20 minutos en llegar a Cuatro Caminos. Al llegar, algunos pidieron “aventón” o se detuvieron a descansar sobre las banquetas.

Foto: Animal Político.