A menos de un mes de tomar posesión del poder ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo una visita a la Base Militar de Santa Lucía. A través de sus redes sociales, publicó un video en el que detalló los futuros planes sobre los aeropuertos de la Ciudad de México.

En compañía del próximo secretario de la Defensa Nacional, Cresencio Sandoval González; del futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú; y junto con otros especialistas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y del Colegio de Ingenieros Civiles de México, el presidente electo declaró que “no cabe duda de que el pueblo es sabio, tiene un instinto certero”, tras optar, en su mayoría, por detener la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), para comenzar la obra en Santa Lucía.

AMLO destacó la diferencia entre lo que hubiera sido continuar con la actual obra a lo que será el nuevo proyecto para la base militar. Aseguró que la obra en Texcoco significaba dos pistas hasta el año 2024 e implicaría también cerrar la pista en Santa Lucía y la del actual Aeropuerto de la Ciudad.

Explicó que se mantendrá la actual pista de Santa Lucía para el ejército y se construirán dos más para el uso comercial. Además, indicó que habrá un kilómetro de distancia de pista a pista de acuerdo con las normas. “El terreno nos alcanza para tener tres pistas”, añadió.

Asimismo, sostuvo su promesa con tener la obra terminada para la mitad de su sexenio y aseveró que se ahorrarán 100 mil millones de pesos. Finalmente, concluyó que en total serían cinco pistas las que tendrá la ciudad, cuatro comerciales y una para el ejército nacional.

“El pueblo es sabio, sabe lo que conviene, por eso lo más grande que hay en la política es la democracia. El gobierno del pueblo y para el pueblo”, exclamó el presidente electo.

Por su parte, José María Riobóo, asesor del equipo de AMLO, declaró que, en aproximadamente tres o cuatro meses, los estudios necesarios para la construcción de las nuevas pistas en Santa Lucía estará listos.

Tras el furor mediático que ocasionó la consulta sobre el NAIM, surgieron encabezados y rumores que declaraban que el estudio para esta obra tardaría 10 años. Sin embargo, el asesor del futuro mandatario de México aseguró que afirmar eso era “berrinche”, “una patada de ahogado”.

El empresario confirmó que el primer estudio que realizó la empresa europea Navblue es más que suficiente para estar seguros de la factibilidad del aeropuerto en la Base Militar de Santa Lucía.

Por otra parte, también dijo que el actual Aeropuerto de Toluca no necesita trabajos de actualización, más que las aerolíneas regresen a su terminal y de esta manera comenzar a resolver el problema de saturación que sufre hoy en día el aeropuerto de la Ciudad de México.