En su visita a la Ciudad de Mérida, el futuro mandatario del país, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se reunió con los gobernadores de los respectivos estados por donde cruzaría el Tren Maya y anunció que los próximos 24 y 25 de noviembre se llevará a cabo la consulta ciudadana para decidir sobre este proyecto.

El plan se construiría en los estados de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas. Sin embargo, mencionó, es una decisión que le compete a todo el país y no sólo a los estados involucrados del suroeste, por lo que la consulta volverá a ser a nivel nacional.

Igualmente, López Obrador señaló que en la misma boleta de votación preguntará la opinión de la ciudadanía sobre la construcción de la nueva refinería, el apoyo económico a jóvenes y personas de la tercera edad y también acerca del plan para revitalizar la zona Istmo de Tehuantepec.

Por su parte, el mismo día de ayer, en sus redes sociales publicó un video en el que muestra las ventajas y lo que significaría para México construir el Tren Maya. Asimismo, comunicó a los medios que en esta ocasión no sería imparcial, como en la consulta del aeropuerto, ya que esta fue una propuesta que impulsó desde su campaña.

Asimismo, Rogelio Jiménez Pons, futuro titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), declaró que esta consulta será de dos maneras, la primera estará dirigida a las comunidades indígenas en su idioma natal y la segunda será para el resto de los ciudadanos de la República.