El próximo 11 de noviembre están anunciados dos acontecimientos que pueden ser de gran importancia en el país. Uno, la marcha citada por un grupo de integrantes de redes sociales, que hasta el momento han respondido cerca de nueve mil personas más 25 mil se han mostrado interesados, los cuales han mencionado que irán del Ángel de la Independencia al Zócalo, vestidos de negro. Ello por el fallecimiento del aeropuerto en Texcoco, el famoso  NAIM.

Frente a esa iniciativa, se han desatado una serie de memes bastante ingeniosos: Van algunos: “Fifí marchando, también se está bronceando”. “¿Qué importan los muertos? ¡Queremos aeropuertos!”. “Bolsonaro, hermano, ya eres mexicano”.” NAIM aguanta, la oligarquía se levanta”. Hay muchos más.

Por cierto, algunos peñistas han dicho que es todavía posible salvar Texcoco y harán propuestas a López Obrador al respecto. Y hay noticias que ante la magra respuesta a este ejercicio mortuorio, se podría suspender la manifestación, lo cual sería un revés terrible para la nueva oposición contra Andrés Manuel, en donde están metidos PRI y PAN.

Por otro lado, ese 11 de noviembre se discutirá en el SCJN la tan discutible Ley de Seguridad Interior, que posibilita a las fuerzas armadas hacer labores en contra de la población, incluso planteando que se suspendan las garantías individuales, se prohíban las manifestaciones y se decrete el estado de emergencia supuestamente para combatir el narcotráfico. Desde ahora se sabe que muchos de esas propuestas serán dejadas de lado porque el horno no está para bollos. Aunque después de ver la atracción de una iniciativa de Peña Nieto para que no lo investiguen, aceptada por el ministro Eduardo Medina Mora, hay que está atentos  a que el poder judicial sea recto.

 

Twitter: @jamelendez44