Desde Twitter, como acostumbra, Donald Trump exigió de nueva cuenta que la caravana migrante que arriba desde Centroamérica hacia Estados Unidos dé marcha atrás y advirtió que ha movilizado “muchas tropas” hacia la frontera sur con México con el objetivo de frenarlos.

«Nuestro ejército está siendo movilizado hacia la frontera sur. Muchas más tropas vendrán. NO permitiremos que estas Caravanas, que también están formadas por algunos matones y pandilleros muy malos, ingresen a los Estados Unidos. Nuestra frontera es sagrada, debe ingresar legalmente. ¡GIRO DE VUELTA!», escribió.

También responsabilizó al ejercito mexicano por no detener a la caravana, así como lo hizo anteriormente con los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, a los cuales advirtió que les reducirá el apoyo económico.

«Las caravanas están formadas por luchadores y personas muy duras. [La caravana] luchó duro y cruelmente contra México en la frontera norte antes de abrirse paso. Hirieron a los soldados mexicanos y estos no pudieron o no quisieron detenerlos. Deberían detenerlos antes de que alcancen nuestra frontera, ¡pero no lo harán!», publicó.

Por otra parte, reiteró su disposición a emitir una orden judicial que rectifique la 14° Enmienda con el fin de que los niños con padres extranjeros nacidos en Estados Unidos no reciban la nacionalidad estadounidense.

«La llamada ciudadanía por nacimiento, que cuesta miles de millones de dólares a nuestro país y es muy injusta para nuestros ciudadanos, se terminará de una manera u otra. No está cubierta por la 14ta Enmienda debido a las palabras sujeto a la jurisdicción de la misma. Muchos eruditos legales están de acuerdo», escribió en Twitter.

Y continuó: «Harry Reid tenía razón en 1993, antes de que él y los demócratas se volvieran locos y comenzaran con las cosas de Fronteras Abiertas (lo que genera un crimen masivo). No se olviden del término desagradable Anchor Babies (Bebés ancla). Mantendré a nuestro país a salvo. ¡Este caso será resuelto por la Corte Suprema de los Estados Unidos!».