Todas las bancadas del Senado de la República expresaron su apoyo a los integrantes de la Caravana Migrante e hicieron un llamado a garantizar y defender los derechos humanos de los centroamericanos que pasan por territorio mexicano y denunciaron que este tema no debe servir para abonar a la agenda electoral de Estados Unidos.

La Caravana Migrante “no debe ser utilizada para tratar de incrementar la votación en favor de uno de los partidos en la contienda”, advirtió el senador Héctor Vasconcelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores. El legislador de Morena hizo un llamado a que el Poder Ejecutivo y el Legislativo de Estados Unidos despoliticen el tema.

La caravana no tendría razón de ser si no existieran las condiciones de inseguridad extrema y marginación en el llamado “Triángulo Norte” de Centroamérica, advirtió Vasconcelos.

En conferencia de prensa, la senadora Nestora Salgado, de Guerrero, denunció que el Instituto Nacional de Migración y las fuerzas de la Policía Federal no implementaron un protocolo que garantice la circulación y protección de los migrantes hondureños.

La legisladora de Morena cuestionó que en los últimos días las esferas de poder político y mediático reproduzcan discursos de criminalización y xenofobia.

“En boca de los cuerpos policiacos de México y, en particular, del delegado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Echavarría, se advierte que pueden continuar en territorio nacional de manera irregular. Las secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación, en conjunto, advirtieron que aquellos que cruzaron por el río serán sujetos a procesos administrativos e, incluso, podrían llegar a ser repatriados”, destacó Nestora Salgado.

Por su parte, la senadora del PRI, Vanessa Rubio, exhortó al gobierno federal a fortalecer los centros básicos de atención médica a migrantes con más recursos, instalaciones y personal, para atender a los integrantes de la Caravana Migrante.

Rubio destacó que los gobiernos estatales y municipales no cuentan con los recursos suficientes para una emergencia humanitaria de este tipo. Recordó que existen clínicas de salud en las zonas migratorias, instaladas por la propia cancillería, que han resultado insuficientes en medicinas y personal.

El senador Joel Padilla, del PT, cuestionó las expresiones de odio que se ventilaron en las redes sociales contra los indocumentados. “Que quede claro: la xenofobia no encontrará terreno fértil en nuestro país”, advirtió.

La senadora del PAN, Kenia López Rabadán, expresó el rechazo del uso de la fuerza pública para reprimir a los migrantes y exhortó al gobierno federal a “no criminalizarlos” y cuestionó la mala logística y la inadecuada planeación frente a este fenómeno migratorio.

“Debemos recordar que la Constitución, los tratados internacionales y las leyes mexicanas protegen los derechos humanos de los migrantes centroamericanos y prohíben su criminalización. Por ello, reprobamos la respuesta del gobierno que ha decidido enviar a la Policía Federal y lanzar gases lacrimógenos a las personas que integran la caravana”, sentenció la senadora panista.

A nombre de la bancada del MC, Verónica Delgadillo coincidió en que el principal expulsor de los habitantes de Honduras y otros países de Centroamérica es la crisis de inseguridad, violencia, desigualdad, impunidad, corrupción y falta de oportunidades.

El ex jefe de Gobierno capitalino y senador del PRD, Miguel Ángel Mancera, advirtió que México no debe ceder a las presiones lanzadas por Estados Unidos de cancelar el acuerdo de libre comercio si no se detiene la Caravana Migrante.

El senador independiente Emilio Álvarez Icaza reconoció que en El Salvador y Honduras ahora hay más muertos que en el tiempo de las guerras civiles, cuando México acogió a más de medio millón de centroamericanos.

Álvarez Icaza propuso formar un grupo de trabajo en el Senado para acompañar a los migrantes en su paso por el país para generar una “condición de protección a sus derechos humanos”.

En materia legislativa, Alejandro González Yáñez, propuso que cuando se registre un ingreso masivo de migrantes al territorio nacional se les considere como refugiados. Consideró inaceptable que el gobierno federal pretenda tramitar y determinar de manera previa e individual si las personas que forman parte de la Caravana Migrante llenan los requisitos de la Ley de Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político.

Foto: Expansión.