El pasado 1º de octubre, se notificó a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) que el municipio de Valle de Bravo impugnó el amparo, emitido el pasado 31 de agosto por el Juez Tercero de Distrito en el Estado de México en favor de la protección del derecho humano a un medio ambiente sano y de los derechos al agua, a la salud y al desarrollo urbano controlado. Por ley, esta impugnación deberá ser resuelta en los próximos 90 días.

Durante años, empresarios inmobiliarios, han impulsado en Valle de Bravo (Edomex) el desarrollo de lujosas viviendas a expensas de la tala masiva de árboles en Bosques de Pamejé, área natural protegida. En noviembre de 2015, con respaldo del entonces gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, el municipio emitió un Plan Parcial de Incorporación Territorial, mediante el cual se cambió el uso de suelo de 78.94 hectáreas de área natural protegida-zona forestal a urbano habitacional.

Este cambio de uso de suelo pone en riesgo el ecosistema de Valle de Bravo y viola la normatividad en materia ambiental. Las autoridades municipales y estatales ignoraron esta circunstancia. Por ello, Mexicanos Contra la Corrupción y vecinos de la zona, promovieron un amparo el pasado 18 de abril para revertir el Plan Parcial de Incorporación Territorial e impedir la destrucción del área natural protegida.

Gerardo Carrasco, Director de Litigio Estratégico de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, destacó: “Seguiremos impulsando acciones legales en contra de quienes pretendan obtener un beneficio económico a costa del derecho humano a un medio ambiente sano de los mexicanos. En caso de confirmarse el amparo por parte de un Tribunal Colegiado ya no habrá fundamento legal alguno para construir el desarrollo inmobiliario a expensas del ecosistema.”

Si quieres revisar los antecedentes de esta historia, puedes dar clic aquí.