Grupos de extrema derecha que radican en Estados Unidos anunciaron que están recaudando fondos para dirigirse a la frontera con México y ayudar a detener a la caravana migrante que partió desde centroamérica con el objetivo de llegar a México y Estados Unidos.

De acuerdo con AP News, el número exacto de miembros de la milicia no está claro. Sin embargo, reportan que la Patrulla Fronteriza advirtió a los terratenientes locales en Texas que es «posible que civiles armados» ingresen a sus propiedades debido a la caravana.

Asimismo, The Associated Press registró las declaraciones de tres ultraderechistas que dijeron a través de Facebook que se dirigían a la frontera para evitar la entrada de la caravana. Uno dijo que era «imperativo que tengamos botas en el suelo». Otro escribió: «¡GUERRA! ¡ASEGURE LA FRONTERA AHORA!».

A su vez, Shannon McGauley, presidente de los minutemen de Texas, dijo en un comunicado: «Se están riendo en nuestra cara. Estados Unidos es gratis para todos”. Y avisó que ya tiene miembros en tres puntos de la frontera del estado con México,  y espera agregar de 25 a 100 personas más en los próximos días armadas y equipadas con chalecos antibalas.

Por otra parte Monica Marin, oriunda de Oregon, dijo en redes sociales que ha recaudado unos $ 4,000 en línea para ayudar a las milicias a comprar suministros.  “Los miembros de la caravana son peligrosos”, escribió. «Veo hombres jóvenes en edad de pelear que no parecen estar muriendo de hambre. Parece que están listos para pelear.Estamos entrenados. No somos exaltados. No estamos allí para disparar a la gente».