El gigante de las redes sociales, Facebook, anunció el jueves que eliminó más de 800 páginas en Estados Unidos que promovían spam político y contenido fraudulento. Algunas de las páginas ya habían acumulado un millón de seguidores. Del total, Facebook solo dio el nombre de cinco. 

A raíz de la eliminación, Facebook ha sido acusado de censura. De acuerdo con The Washington Post, algunas de las cuentas habían existido durante años, habían acumulado millones de seguidores y profesaban apoyo a las ideas conservadoras o liberales, como una página que se anunciaba como «la primera publicación en respaldar al presidente Donald J. Trump». Además, dos operadores de una de las páginas dijeron que son “activistas políticos legítimos” y  no operadores con ánimo de lucro ni «granjas de anuncios», como Facebook afirma en una publicación de su blog. Asimismo, señalaron que todavía no estaban seguros de qué reglas de Facebook habían violado.

«Estaría encantado de respetar los términos de Facebook si entendiera lo que eran», dijo Chris Metcal, el editor de Reasonable People Unite,  que según su versión tenían un total de 2,25 millones de seguidores. “Soy un legítimo activista político. No tengo un blog de bots. No tengo un sitio web de noticias falsas. Y no he estado haciendo nada que todas las otras páginas en este espacio no estén haciendo «.

En un comunicado, Facebook dijo que páginas como Nation in Distress y Reverb Press, “usan titulares tendenciosos y otras tácticas de spam para llevar a los usuarios a sitios web donde podrían orientarlos con anuncios”. La compañía señaló “que no estaba en desacuerdo con la naturaleza del contenido publicado por las páginas, sino con los comportamientos de las cuentas, que utilizaban tácticas inapropiadas para inflar artificialmente su influencia”. 

“Estas cuentas han infringido sistemáticamente nuestras reglas contra el spam. Las personas solo compartirán en Facebook si se sienten seguras y confían en las conexiones que hacen aquí», reza el comunicado.