El Senado de la República exhortó al titular del Ejecutivo Federal a revocar de inmediato los 10 decretos publicados el 6 de junio pasado, en el Diario Oficial de la Federación, con lo que se elimina la veda y se establecen reservas de agua en varias cuencas hidrológicas del país.

A propuesta de la senadora de Morena, Mónica Fernández Balboa, todas las bancadas aprobaron el punto de acuerdo que le exige al titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, suspender de forma indefinida el otorgamiento de nuevas concesiones al amparo de estos decretos, así como suspender la operación y funcionamiento del sistema de trámites electrónicos “Conagua-Digital”, que dos días atrás fue cancelado.

El punto de acuerdo cita a los titulares de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de Conagua para explicar el impacto y alcance económico, social y ambiental de los decretos. Esta comparecencia se realizará en las comisiones respectivas, junto con organizaciones sociales y privadas, expertos, e instituciones de investigación.

La senadora Fryeda Marybel Villegas Canché, de Morena, explicó que el decreto de Conagua afecta a 19 entidades federativas porque “se consultó una cosa y se publicó otra”, vulnerando los derechos humanos de los pueblos indígenas, además de organizaciones civiles, grupos de colonos y núcleos agrarios y académicos.

Por su parte, el senador del PRD, Antonio García Conejo, respaldó el llamado a la Conagua y subrayó que durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa se construyó una presa en Huetamo, Michoacán, con lo que se benefició a la población ante la liberación de la veda.

Sobre esta discusión también participaron los senadores Damián Zepeda, del PAN, Salomón Jara Curz, de Morena, Raúl Bolaños Cacho Cué, del Partido Verde, el independiente Emilio Álvarez Icaza, así como Alejandra del Carmen León Gastélum, del PT, Rocío Nahle García, de Morena, y Verónica Camino Farjat, del Verde.

El sentido de la votación a favor del punto de acuerdo representa “un triunfo de todos los sectores sociales, campesinos, académicos y de diferentes grupos parlamentarios, quienes vemos en los decretos presidenciales un peligro para la seguridad nacional al favorecer concesiones a grupos empresariales que pueden hacer del agua un negocio”, afirmó la senadora Lucía Meza Guzmán.