Una reciente investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) aborda el caso de Emilio Escalante Méndez, el ex dueño de una ferretería que desde hace nueve años domina el suministro de vacunas antirrábicas para la Semana Nacional de Vacunación Antirrábica Canina y Felina; quien, a lo largo de esos años, ha recibido más de 116 contratos por parte de gobiernos federales y estatales. De acuerdo con MCCI, bajo este esquema ha recibido alrededor de 102 millones de pesos.

Según la investigación encabezada por las periodistas Thelma Gómez Durán y Vanessa Cisneros, Escalante Méndez recibe cada año los contratos sin competir y “él decide los precios a los que venden las vacunas” a los gobiernos federales, estatales y a la paraestatal Birmex.

“Desde 2009, las vacunas utilizadas durante la Semana Nacional de Vacunación Antirrábica Canina y Felina se compraron a Corporativo Dequivamed y Grupo Dequivamed, empresas cuyo accionista mayoritario es Emilio Escalante Méndez. A estas distribuidoras se le han otorgado, por lo menos, 116 contratos públicos para la adquisición de la vacuna antirrábica que en conjunto equivalen a mil 102 millones 36 mil pesos”, señalan.

A partir de que entró a la venta de vacunas, su negocio se benefició del anexo técnico de los lineamientos de la Semana Nacional de Vacunación Antirrábica Canina y Felina; las especificaciones que ahí se solicitaban sólo las tenían las vacunas distribuidas por Dequivamed. “Cada año, este documento se redacta y aprueba en la subdirección de rabia y otras zoonosis del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), cuya titular es amiga de Emilio Escalante”, menciona MCCI.

Pese a que desde 2014 se detectó que el anexo técnico de los lineamientos de la Semana Nacional de Vacunación Antirrábica Canina y Felina beneficiaba a la distribuidora Dequivamed, fue hasta principios de 2018 cuando Cenaprece cambió el contenido de ese documento que sirve como guía para que los gobiernos estatales, de la Ciudad de México y Birmex adquieran la vacuna.

A través de solicitudes de información, MCCI obtuvo copia de 116 contratos que gobiernos estatales y de la Ciudad de México han otorgado, desde 2009, a las distribuidoras de Emilio Escalante Méndez. Sin embargo, argumentan que el número podría ser mayor, ya que algunas entidades, como Durango o Colima, sólo entregaron contratos correspondientes a un año.

Lee aquí la investigación completa.