Un estudio de la Fundación Knight reveló que la mayoría de las cuentas que difundieron contenidos fraudulentos durante las elecciones presidenciales de 2016, en Estados Unidos, continúan activas. 

Los investigadores de la Fundación Knight señalan que, tras examinar millones de tuits, concluyeron que más del 80 por ciento de las cuentas asociadas con la campaña de desinformación de 2016 aún se están publicando, pese a que Twitter anunció en julio que había realizado una purga de cuentas falsas.

“La persistencia de tantas cuentas abusivas fácilmente identificables es difícil de cuadrar con cualquier acción efectiva», escribieron los autores Matthew Hindman, de la Universidad George Washington, y Vlad Barash, de la compañía de análisis de medios sociales Graphika.

Asimismo, explicaron que se trata de cuentas automatizadas que extraen información falsa y se vinculan a sitios web de conspiración.  “La proporción real de cuentas automatizadas puede haber excedido el 70 por ciento», destacan los autores.