Aunque la Conagua dijo que este lunes iniciaría el trámite electrónico de concesiones de aguas nacionales, superficiales y subterráneas, el organismo anunció poco después que aplazará seis meses la digitalización del trámite, ya que el formato solicitaba de forma obligatoria una «Firma Electrónica Avanzada» con la que no cuentan muchos de los usuarios. En tanto, el trámite de concesiones continuará por la vía tradicional. 

«El plazo tiene como fin que los usuarios realicen los trámites correspondientes para obtener la Firma Electrónica Avanzada», señala un comunicado. Tres días antes, la Conagua avisó que el lunes comenzaría la entrega de concesiones para el uso de agua, descarga de aguas residuales, uso de zonas federales administradas por el organismo, entre otros trámites que estipularon en un acuerdo publicado el primero de octubre. 

Por otra parte, el lunes en la mañana, integrantes de la organización “Agua para todos” se instalaron en las puertas de la dependencia, localizada en la avenida Insurgentes de la Ciudad de México, para hacer un mitin simbólico donde protestaron por la necesidad de la Firma Electrónica para el trámite, ya que segrega a las comunidades que no la poseen y que «tampoco tienen internet». Además, propusieron la creación de una Contraloría Ciudadana del Agua. 

Sobre esto Pedro Moctezuma, uno de los voceros de la organización, dijo que tras divulgarse el acuerdo del primero de octubre de la Conagua para realizar los trámites vía electrónica, a pesar de violar la ley de Aguas Nacionales, «hay respuesta de distintos sectores en contra de este procedimiento».

«De ninguna manera vamos a bajar la guardia, por eso proponemos establecer la contraloría ciudadana del agua prevista en la iniciativa ciudadana de la Ley General de Aguas, para que haya vigilancia sobre el agua, y seria cien por ciento de la ciudadanía, si hay buen gobierno del agua y las contrapartes son respetuosas, de cualquier forma estaremos atentos para que la gestión del agua sea equitativa, democrática, se respeten los derechos, y se den prioridades», dijo en una entrevista para La Jornada.

En respuesta, la Conagua dijo que «el trámite electrónico no reduce ni cambia el procedimiento de los trámites establecidos en la ley, ni otorga en automático concesiones de aguas nacionales. Lo que hace es digitalizar el proceso para dar una mejor y más rápida respuesta a las solicitudes de los usuarios, fortalece la transparencia y lleva un mejor control de la disponibilidad del agua».