A pocos días de haberse definido la cancelación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) en Texcoco, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), compartió parte del futuro proyecto de ley para acabar con la corrupción e iniciar la “Cuarta Transformación”.

A través de sus redes sociales, el futuro mandatario, junto con el próximo consejero Jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, presentó una propuesta de ley en la que promete derrocar la impunidad y los actos corruptos en el gobierno.

Tras el furor mediático ocasionado por la consulta, López Obrador aseguró que “la democracia a veces ocasiona inquietud, sobre todo cuando no hay costumbre”. También afirmó que la tormenta ya está pasando y que tanto inversionistas como contratistas ya están aceptando la decisión.

El próximo dirigente del país expresó que para terminar con el gobierno corrupto y transformar al país es necesario que exista confianza entre todos. “Esto tiene mucho que ver con la confianza que se les dé a los ciudadanos y con el compromiso que hagamos todos de portarnos bien. Porque no depende sólo de un hombre o un presidente, es de todos”, aseveró.

Por lo que detalló lo que espera sea la futura ley de confianza ciudadana. Primeramente, declaró que habrá un artículo específico en el que se dará aviso de la suspensión de vigilancia y la fiscalización a las empresas, talleres, tiendas, etc. Es decir, que ya no existirán inspectores del gobierno federal.

De tal modo que los propietarios y dueños de los establecimientos tendrán como obligación inscribirse a una plataforma por Internet en la que, bajo protesta a decir la verdad, manifestarán conocer las leyes, reglamentos y el conjunto de todas sus obligaciones.

Asimismo, en un periodo de cada seis meses se realizará un sorteo con todos los ciudadanos, inscritos a la plataforma, y quienes salgan seleccionados serán revisados. Los representantes de la cámara de comercio, servicio, entre otros, visitarán los establecimientos elegidos para constatar si los ciudadanos cumplen con sus debidas responsabilidades y obligaciones.

En caso de haber cumplido con todo se le otorgará un reconocimiento de la presidencia de la República por ser un ciudadano responsable y se publicará también su nombre en el Diario Oficial de la Federación. Por lo contrario, si el ciudadano “mintió” y no cumplió con sus debidas obligaciones, se le aplicarán las sanciones correspondientes y se hará acreedor de una visita cada seis meses para ser inspeccionado. López Obrador aseguró estar dispuesto a confiar en que todos los ciudadanos actuarán de manera responsable.