El martes 15 de octubre, familias del kínder “Marcelino de Champagnat”, localizado en San Juan de Aragón, en la Ciudad de México, se manifestaron para denunciar el abuso sexual de 37 niños.

Dentro de sus acusaciones aseguran que la directora y la supervisora de la escuela fueron cómplices de que los niños fueran agredidos sexualmente dentro de las instalaciones, incluso afirman que la directora pidió a uno de los padres que no lo divulgara.

Las actividades de la escuela fueron suspendidas a causa de las denuncias y la protesta de los padres, quienes bloquearon la avenida 608 y fueron posteriormente replegados por policías.

Los padres de familia aseguran que son cuatros los presuntos agresores. Entre ellos se identificó a Ramón N, quien se afirma atacaba a los niños en los baños de la escuela. Sin embargo, la directiva le concedió una licencia para retirarse del puesto y su paradero es desconocido. Los mismo sucede con los otros tres empleados y la directora del kínder.

El día de ayer, 15 de octubre, la Secretaría de Educación Publica (SEP) declaró que un empleado administrativo es acusado de haber sido uno de los responsables de abusar sexualmente de 22 niños del kínder. El hombre es un asesor técnico pedagógico y aseguran que ha sido removido de la escuela. Las familias exigen a las autoridades justicia y que se investigue a fondo su denuncia.