El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se presentó este martes en la 73° Asamblea General de Naciones Unidas realizada en Nueva York, donde arrancó su discurso con una serie de autoelogios que provocaron risas en la audiencia. “Nuestro país es más fuerte y seguro,  en comparación cuando asumí el cargo en enero de 2017”, dijo. “En menos de dos años mi administración ha logrado más que cualquier otra administración en la historia de nuestro país. Lo digo en serio”.

La declaración provocó risas en el público. Trump, sonriendo, continuó: “Bueno, no esperaba esa reacción. Pero está bien”.

Acto seguido Trump criticó los regímenes de Irán y Venezuela, mandó una advertencia a Siria (“Actuaremos si usan de nuevo armas químicas”) y dijo que mantendrá las sanciones comerciales contra China en lo que llamó “una guerra comercial”. 

A su vez, dijo que mantendrá las sanciones contra Corea del Norte en tanto termina la desnuclearización. Sin embargo, agradeció al líder norcoreano Kim Jong-un su «valor» en el proceso de diálogo y apuntó que «aún queda mucho por hacer». 

La nueva posición de Trump frente al gobierno norcoreano ha cambiado notablemente. Un año atrás dijo que estaba listo para destruir a Corea del Norte, aunque esperaba que no fuera necesario. Ahora ha señalado que “Kim ha sido muy abierto y genial”.

Sobre Venezuela, señaló que el gobierno socialista de Nicolás Maduro los “ha llevado a la bancarrota” y avisó que planea generar más sanciones económicas contra su gobierno.