Desde noviembre de 2015, seis meses antes de la derrota electoral del PRI en Veracruz, la esposa del gobernador Javier Duarte, Karime Macías, adquirió una mansión en Miami, con 7 recámaras, 9 baños y alberca, con un valor de 7 millones de dólares mediante una empresa off shore denominada ACE Reality Holdings LLC, en Delaware.

De acuerdo a los testimonios de Juan Janeiro Rodríguez, “cerebro financiero” de Javier Duarte, ante la Procuraduría General de la República, la mansión fue adquirida por la esposa del mandatario y tiene actualmente un valor comercial de 9 millones de dólares, según publicó el periódico Reforma en su edición de este lunes.

La mansión formaría parte de los 41 bienes inmuebles incluidos en el expediente de la PGR contra Duarte y que habría sido adquirida con dinero del erario veracruzano.

La versión publicada por el periódico indica que Janeiro Rodríguez, quien se ofreció como testigo colaborador ante la PGR, se reunió con Moisés Mansur Cysneros, principal prestanombres de Duarte, para que se entrevistara con la esposa de Javier Duarte en noviembre de 2015. Ella necesitaba que le financiara el depósito de garantía para la adquisición de esta mansión

Janeiro contactó a un despacho uruguayo especializado en este tipo de transacciones inmobiliarias, pero la esposa de Javier Duarte también hizo trampas con el despacho y se negó a generar la documentación que avalara el crédito otorgado por los uruguayos y el pago del mismo.

El caso de la mansión de Karime Macías se volvió Trending Tópic este lunes en Twitter, durante toda la mañana. Este escándalo se vincula con la filtración reciente de una fotografía de la esposa de Javier Duarte en el metro de Londres, donde reside en una de las zonas más exclusivas de la capital británica.