Por unanimidad, los siete magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenaron el recuento total y nuevo cómputo de votos de la elección a la gubernatura en los 26 distritos de Puebla y revocó las sentencias del tribunal local que negaron un nuevo escrutinio, por lo tanto, el triunfo de Martha Erika Alonso, de la coalición PAN-PRD-MC, está en duda.

El partido Morena, que postuló a Miguel Barbosa como candidato a gobernador, solicitó el recuento en cada uno de los distritos electorales del estado. El Tribunal Electoral del Estado de Puebla negó esta solicitud, señalando que no se cumplían los requisitos legales para el recuento total. Además, consideró que no resultaba viable realizar un nuevo escrutinio y cómputo en la sede judicial porque Morena no logró demostrar posible existencia de errores o inconsistencias que afectaran el principio de certeza.

Contra esta decisión, Morena impugnó ante la Sala Superior del TEPJF. En la discusión de este 19 de septiembre, los siete magistrados consideraron que la sentencia del tribunal poblano carece de congruencia ya que omitió pronunciarse respecto a la veracidad de los resultados asentados en las actas de cómputo distrital para realizar un nuevo escrutinio y cómputo de la votación para gobernador.

Ante el análisis realizado en la Sala Superior, los magistrados consideraron que la actuación de la autoridad electoral administrativa local fue “deficiente” y “afectó los principios rectores en la materia como son los de certeza, imparcialidad, independencia, legalidad, máxima publicidad y objetividad”.

En consecuencia, para lograr “resultados veraces, reales y ajustados a los hechos”, la Sala Superior ordenó llevar a cabo un nuevo escrutinio y cómputo en la totalidad de las casillas de los 26 distritos electorales, aclarando que esto no prejuzga sobre la validez o nulidad de la elección.

El recuento se realizaría en las salas regionales de la Ciudad de México y de Toluca, según la decisión de los magistrados, a partir de este viernes 21 y del sábado 22 de septiembre, con el apoyo de elementos de seguridad para la custodia de los paquetes.

Durante la discusión, el magistrado Felipe Fuentes Barrera afirmó que los resultados de la elección para gobernador en Puebla no fueron certeros, por tanto se debe hacer un nuevo escrutinio y cómputo. En el mismo sentido se pronunció el magistrado José Luis Vargas, el ponente sobre este caso.

En su cuenta de Twitter, el candidato de Morena, Miguel Barbosa Huerta, advirtió que “la cadena de custodia del material electoral y el principio de certeza de los resultados electorales de la elección de gobernador en Puebla están perdidos”.

“El material electoral de la elección de gobernador que será objeto de nuevo cómputo en los 26 distritos electorales ha estado bajo la custodia y control de los mismos pillos del Instituto Electoral de Puebla y de los consejos distritales”, afirmó Barbosa.

 

Estudio de la Ibero Puebla acreditó irregularidades

En días pasados, el doctor Miguel Santiago Reyes Hernández, académico de la Universidad Iberoamericana de Puebla, documentó que las autoridades estatales electorales pasaron por alto 9 errores de cada 10 casos tomados en la muestra de su estudio “Inconsistencias graves en la elección a gobernador en Puebla”.

Se analizaron 898 casillas, 12.1 por ciento de ellas se seleccionaron por la importancia de sus irregularidades. Se halló que en todas existe una diferencia de más de 20 por ciento entre el número de votantes para gobernador y el de electores para la presidencia de la República.

“El 1 de julio pasado dejaron atrás el robo de urnas físico y la manipulación de los representantes de casilla para abrir paso a los delincuentes cibernéticos quienes afectan directamente en una decisión que debiera ser de la ciudadanía poblana”, afirmó el investigador Reyes Hernández, en la conferencia de presentación de los resultados.