Luego de que el gobierno argentino solicitó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) les adelantara el pago de 50.000 millones de dólares, el  fiscal federal, Jorge Di Lello, imputó al presidente Mauricio Macri; a su jefe de Gabinete, Marcos Peña; al ministro de Economía y Energía, Nicolás Dujovne; y al exministro de Finanzas y actual presidente del Banco Central, Luis Caputo, por haber firmado el acuerdo con el FMI sin antes haber obtenido la aprobación del Congreso. 

En la resolución reza que se les imputan cargos por “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”.

Ante las acusaciones, que llegan un día después de que Donald Trump le expresó su total apoyo a Macri en la “difícil situación que atraviesa Argentina”,  el gobierno no ha emitido ningún posicionamiento oficial. Solamente el Ministro Nicolás Dujovne, quien actualmente se encuentra en Washington, señaló: “No tenemos nada que decir”. 

CNN destaca que la denuncia la realizó el ex diputado Claudio Lozano. En ella “solicita la suspensión de los efectos del acuerdo firmado entre Argentina y el FMI”. “El denunciante sostiene que el Poder Ejecutivo tendría que haber consultado al Poder Legislativo antes de firmar el acuerdo con el ente internacional y cita el artículo 75 de la Constitución”, detalla CNN.