El pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones aprobó las actas a favor de la gigante de telefonía AT&T Comunicaciones Digitales y de la española Telefónica como ganadores de la licitación de 120 Mhz en la banda 2.5 Ghz que será esencial para los servicios de telefonía 5G.

A partir de esta notificación, la dos grandes empresas de telefonía tendrán 30 días hábiles para realizar el pago de la contraprestación en lo que constituye la última gran licitación del actual sexenio.

Con esta licitación AT&T aumentará de 121 a 201 Mhz, es decir, un aumento de 65.7 por ciento de espectro concesionado a su favor para dar servicios de telefonía e internet, con lo que se convierte en el principal adversario del gigante mexicano América Móvil-Telcel, propiedad de Carlos Slim.

Por su parte, Telefónica aumentará de 63.85 a 103.85 Mhz, un incremento de 62.7 por ciento, transformándose en la tercera compañía más importante del país.

Según el IFT, gracias a la licitación de la banda 2.5 Ghz, “aumentarán las zonas del país que cuentan con servicios móviles, ya que los participantes ganadores tendrán obligaciones de cobertura, que incluyen la prestación de servicios en al menos 200 de las 557 poblaciones entre mil y 5 mil habitantes y que aún no cuentan con servicio móvil; cubrir al menos 10 de las 13 zonas metropolitanas del país con más de 1 millón de habitantes, con infraestructura propia en la banda 2.5 Ghz; y cubrir las troncales carreteras asociadas a cinco zonas económicas especiales, decretadas por el gobierno federal, en un plazo máximo de cuatro años”.