Continuando con la purga que iniciaron hace tres meses, la red social Facebook anunció que eliminó 196 páginas  y 87 perfiles en Brasil por violar sus políticas comunitarias. En palabras de los directivos, las páginas y cuentas “carecían de autenticidad” y “eran instrumentos para hacer uso de spam”, amén que promovían la desinformación y la violencia.

Las acciones de Facebook derivaron en que el Ministerio Público Federal de Brasil acusara a la plataforma de “censura y bloqueo”, a la vez que especialistas en redes sociales dijeron que “las explicaciones brindadas por la empresa no son convincentes y se trataría de una violación a la libertad de expresión”.

“A pedido del Ministerio Público del Estado de Goiás, Facebook presentó el listado con el detalle de las páginas y perfiles que removió. En la lista figuran perfiles de grupos políticos como el Movimento Brasil Livre (MBL), Juventude Democratas, Instituto Liberal, DEM Mulher y Associação Politizada, entre otros. El primero de ellos es un agrupamiento identificado como de derecha y el principal impulsor de la destitución de la presidenta Dilma Rousseff”, señala el Observatorio Latinoamericano de Regulación de Medios y Convergencia (OBSERVACOM).

En respuesta, Facebook explicó al Ministerio que las páginas y cuentas “eran parte de una red coordinada que se escondía detrás de cuentas falsas y engañaba a la gente”. “Nosotros no permitimos este tipo de comportamiento en Facebook, y estamos invirtiendo fuerte tanto en recursos humanos como en tecnología para mantener el contenido malo fuera de nuestros servicios”, se lee en un comunicado

Agregaron que, independientemente de los contenidos que publicaban, Facebook realizó un estudio profundo de las páginas y perfiles y comprobaron, mediante algoritmos, que  eran cuentas falsas y de spam. Recordaron que, en cuanto a las noticias falsas, Facebook “ya no las elimina”, sino que «reduce su alcance considerablemente”.