El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU-DH) emitió una resolución  en contra del Estado Mexicano por la tortura, violencia sexual, detención arbitraria y dilación de los procesos judiciales en contra de la periodista Lydia Cacho.
#REDIM Red por los Derechos de la Infancia en México, ha acompañado a la periodista desde la publicación de su investigación “Los Demonios del Edén, el poder que protege la pornografía infantil” donde, desde hace 13 años, identificaba las redes de corrupción e impunidad y anunciaba la masificación de la trata de niñas, niños y adolescentes.
Desde ese momento, exigimos investigar y procesar a los políticos de alto nivel, que junto a empresarios vinculados al crimen organizado, expandían una red de trata con fines de explotación sexual de niñas, niños y adolescentes. La respuesta del ex Gobernador de Puebla, Mario Marín, fue usar a las instituciones del Estado en contra de la periodista, por petición del empresario Kamel Nacif quien a su vez protegía al pederasta Jean Succar Kuri en el Estado de Quintana Roo.
La complicidad basada en una cultura machista de funcionarios corruptos, empresarios, criminales y políticos de alto nivel, bloqueó el proceso de investigación de estas redes internacionales; usando la persecución política en contra de la periodista para desprestigiar su investigación.
El gran compromiso Lydia Cacho con los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes víctimas de explotación sexual, su fibra ética para mantenerse frente a los embates del poder político y el respaldo de organizaciones internacionales como Artículo 19, permitieron que más de una década después ONU-DH exija al Estado Mexicano investigar y sancionar a los políticos y empresarios de alto nivel que liderean redes de explotación sexual, señalados en las testimoniales judiciales del caso, y que aún siguen en total impunidad.
Desde REDIM, saludamos la decisión de Naciones Unidas de emitir esta resolución y exigimos al Estado mexicano:
• Ofrecer una disculpa pública a la periodista Lydia Cacho quien ha sido víctima de los poderes fácticos que han capturado al Estado mexicano por décadas.
• Acatar cabalmente la resolución de ONU-DH e investigar de forma imparcial, pronta y exhaustiva los atropellos cometidos contra la periodista.
• Presentar de forma inmediata un plan de implementación de cada uno de los puntos resolutorios.
Llamamos al próximo gobierno federal a comprometerse explícitamente con la persecución de los políticos corruptos y empresarios criminales que convierten a niñas, niños y adolescentes en objetos sexuales que les generan grandes ganancias.
REDIM reiteramos nuestro compromiso con la periodista Lydia Cacho de seguir luchando juntos a favor de los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes víctimas de explotación sexual, buscando acabar con la corrupción e impunidad que sustenta a los criminales.