La esposa de Enrique Peña Nieto, la actriz Angélica Rivera, fue captada por turistas mexicanos en la avenida Montaigne, una de las zonas más exclusivas de París, a dos cuadras de la avenida Campos Elíseos, y se generó una intensa polémica en redes sociales por la forma en que guaruras de la primera dama evitaron que el periodista y productor independiente Paco Cobos grabara imágenes.

En su cuenta de Twitter y de Youtube, Paco Cobos compartió la foto de Angélica Rivera y relató lo que le sucedió:

“Caminando por una de las zonas más exclusivas de París, a dos cuadras de la avenida Campos Elíseos, encontramos a la primera dama de México, Angélica Rivera, comiendo en una terraza junto con sus hijas. Alcancé a tomar estas fotos, lo que ocurrió después se los cuento luego”.

“En el forcejeo lograron borrar algunas imágenes y amenazaron con llevarme detenido”, afirmó Paco Cobos al relatar cómo los guaruras de Angélica Rivera evitaron que se acercara a la actriz.

Angélica Rivera se caracterizó durante los últimos seis años por sus excesos y frivolidades. El presidente Peña Nieto la responsabilizó de la compra de la Casa Blanca tras revelarse el escándalo en el portal de Aristegui Noticias. Ella grabó un video para justificar la adquisición y remodelación de este predio en Las Lomas de Chapultepec, cuyo costo se calculó en 7 millones de dólares.

Posteriormente, se reveló que un vecino le pagó los servicios e impuestos correspondientes de su departamento en Miami. Se le grabó varias veces de compras en esta ciudad norteamericana y también en otras ciudades europeas.

Junto con el mandatario saliente, Rivera se convirtió en uno de los personajes más repudiados entre los usuarios de las redes sociales, a pesar de que su popularidad como actriz de telenovelas de Televisa sirvió para dar a conocer a Peña Nieto en la época de éste como gobernador del Estado de México en búsqueda de la presidencia entre el 2009 y 2012.

Foto: