The New York Times informó hoy que Michael Cohen, ex abogado del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, ha alcanzado un acuerdo con los fiscales que investigan los pagos que supuestamente hizo a dos mujeres en nombre del actual presidente de Estados Unidos para que “guardaran silencio”,  y se declaró culpable este martes, ante el Tribunal de Nueva York, por los cargos de fraude fiscal y financiero con fin de obtener una rebaja a su sentencia. 

En cuanto a los dos pagos que le dio a mujeres que supuestamente mantuvieron encuentros sexuales con Trump, y por los que además se le acusa de financiación ilícita de campaña, Cohen consiguió evitar el juicio por el momento. De acuerdo con las acusaciones, los pagos para guardar silencio se les entregaron a la actriz porno Stormy Daniels y a la modelo de Playboy Karen McDougal.

En abril, el FBI registró su oficina y sus residencias, buscando pruebas de un posible fraude, y descubrió los pagos que hizo en nombre del entonces candidato. “El origen de la operación fue información derivada por el fiscal especial que investiga la trama rusa en las elecciones, Robert Mueller. La investigación cubrió todas las actividades y negocios de Cohen, incluyendo teléfonos y papeles que afectan a sus clientes, principalmente Donald Trump”, señala el País Internacional.

Por otra parte, CNN filtró hace un mes una conversación telefónica en la que Trump discutía con Cohen el pago que se iba a hacer a la modelo de Playboy para comprar su silencio. El actual abogado de Trump, Rudy Giuliani, rechazó las acusaciones y dijo que Cohen no es un personaje creíble “porque mintió toda su vida”.  El NYT destaca que Cohen, pese a declararse culpable para reducir la condena, no aceptó colaborar con los fiscales sobre el pago a las mujeres y la probable intervención rusa en las elecciones de 2016.