Jack Dorsey, presidente ejecutivo de la red social Twitter, dijo que está considerando cambiar la programación de su red con el fin de evitar la propagación de discursos de odio, acoso y noticias falsas, incluidas las teorías de conspiración compartidas por usuarios prominentes como Alex Jones de Infowars, un líder de opinión de ultraderecha que fue bloqueado hace dos semanas.

En una entrevista para The Washington Post, Dorsey dijo ha estado experimentando con características que promoverían puntos de vista alternativos en la línea de tiempo de Twitter para “reducir la desinformación y el eco que generan”. También expresó su apertura para rediseñar elementos clave de la red social, incluido el botón «me gusta» y la forma en que Twitter muestra los conteos de seguidores de los usuarios.

«Lo más importante que podemos hacer es analizar los incentivos que estamos incorporando a nuestro producto», dijo Dorsey. «Porque expresan un punto de vista de lo que queremos que haga la gente, y no creo que siempre estén en lo correcto».

Hace casi un año, Twitter enfrentó una serie de interrogatorios en el Congreso de Estados Unidos tras comprobarse que no impidieron que una granja de bots financiada por Rusia propagara contenidos falsos para beneficiar a Donald Trump. Al igual que en otras compañías tecnológicas, los algoritmos de software de Twitter pretenden brindar a los usuarios el contenido que es más probable que quieran ver, aunque se trate en ocasiones de contenido fraudulento. 

Asimismo, Dorsey dijo que “Twitter no ha cambiado sus incentivos, que originalmente fueron diseñados para empujar a la gente a interactuar y mantenerlos comprometidos», en los 12 años desde que se fundó Twitter. «A menudo recurrimos a la política para solucionar muchos de estos problemas, pero creo que solo estamos tratando los síntomas a nivel superficial. Una solución que Twitter está explorando es rodear los tuits falsos con un contexto real”, agregó Dorsey.