Con el fin de exponer las causas que aquejan a las comunidades indígenas en todo el mundo,  este 9 de agosto la Organización de las Naciones Unidas (ONU) organizó una mesa panel que se transmitirá en el portal http://webtv.un.org de las 15.00 hasta las 18.00 horas (Tiempo de Nueva York), y donde participarán expertos en los derechos de los pueblos indígenas de Ecuador, Malí, México, Tailandia y los Estados Unidos.

“Este día constituye una oportunidad para explorar los retos y las rápidas respuestas para proteger los derechos de los pueblos indígenas tanto dentro como fuera de sus territorios tradicionales, y para revitalizar las identidades y culturas indígenas”, señala un comunicado firmado por más de 40 entidades del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales.

A su vez, mencionan que “es importante destacar la necesidad de proteger a los migrantes indígenas frente a toda forma de violencia y explotación económica que sea una potencial causa y consecuencia de la migración”.

Un comunicado de la ONU informa que antes del debate, durante el segmento de alto nivel, se presentarán las observaciones del Sr. Liu Shenmin, Secretario General Adjunto de Asuntos Económicos y Sociales, de la Sra. Mariam Wallter Aboubakrine, Presidente del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, el Sr. Rubén Armando Escalante Hasbún, Representante Permanente de El Salvador para las Naciones Unidas y de la Srta. Rosa Montezuma, Señorita Panamá 2018. El Jefe Tadodado Sidney Hill de la nación de Onondaga de los Estados Unidos realizará la llamada ceremonial al orden.

Se abordará que un  gran número de pueblos indígenas se desplazan o migran de sus tierras ancestrales por la pérdida de recursos, los efectos del cambio climático y el establecimiento arbitrario de fronteras nacionales que dividen sus territorios. En América Latina, al menos el 40% de los pueblos indígenas viven en áreas urbanas en la actualidad, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

También se analizarán medidas para evitar la extinción de las lenguas indígenas. Según el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, el 40 % de las 6700 lenguas que se hablaban aproximadamente en 2016 estaban en riesgo de desaparecer. “Un gran número de ellas son lenguas indígenas, lo que pone en peligro a las culturas indígenas y a los sistemas de conocimiento a los que pertenecen estas lenguas”, apunta la ONU.