51 comunidades indígenas de Las Margaritas, en Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala, rechazaron el proyecto hidroeléctrico para la producción de energía en el Río Santo Domingo. Dijeron que, de llevarse a cabo, “afectará nuestra comunidad y en gran parte a las reservas protegidas de la región”. 

26 comunidades de las 51 que participan en la protesta —de las cuales 13 son de las Cataratas y 12 de la Tzetzal-Tzotzil— explicaron que el proyecto pretende “inundar varios cientos de hectáreas y consiste el despojo de nuestros derechos fundamentales”. También resaltaron que el gobierno realizará el proyecto sin la aprobación de las comunidades, por lo que solicitan su derecho a “una consulta libre e informada”.

En una misiva dirigida a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Comisión Nacional de Agua (Conagua), las 51 comunidades que se organizaron en la parroquia de San Juan Bautista, en Nuevo San Juan Chamula, denunciaron que la realización del proyecto representa el “despojo de su territorio” y exigen “la cancelación inmediata del proyecto hidroeléctrico”.

“Señor sana nuestras vidas, para que seamos protectores del mundo y no depredadores, para que sembremos hermosura y no contaminación y destrucción”, dijeron durante la reunión. “El agua es sagrada, es fuente de vida y no se negocia”.