El polémico líder del sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), acusado del desvío mil 500 millones de pesos en el caso titulado Pemexgate, Carlos Romero Deschamps, expresó hoy que reconoce la victoria de Andrés Manuel López Obrador, le desea una excelente gestión y “asume con absoluto compromiso la decisión de los mexicanos que eligieron a AMLO como próximo presidente de México”.

“El pasado día primero el Pueblo, mayoritariamente, expresó su decisión de que el próximo Presidente de México sea el Lic. Andrés Manuel López Obrador: los Petroleros asumimos con absoluto compromiso la decisión expresada”, reza un desplegado difundido hoy en la prensa nacional y firmado por el senador Carlos Romero Deschamps y otros líderes del STPRM.

En mayo, desde Veracruz, López Obrador dijo que acabará con los cacicazgos del sindicato petrolero. Pese a que no mencionó directamente a Deschamps, el oriundo de Macuspana dijo: “Se acabó el cacicazgo en el manejo del sindicato petrolero, llegó a su fin. Sí me entienden, ¿verdad?”. Asimismo, aseveró que como presidente se encargará de rescatar a Pemex del abandono en el que se encuentra. “Va a ser ahora exactamente lo mismo con los trabajadores en activo, con su experiencia: vamos a levantar a Pemex”, refrendó.

La carrera de Romero Deschamps arrancó en el  PRI en 1961. Luego, en 1969, ingresó a Pemex. “En 1971 ya era parte del Sindicato de los petroleros. Con Salinas de Gortari tuvo un crecimiento exponencial. Desde 1996 asumió la dirigencia del STPRM, una vez que fuera destituido Joaquin Hernández Galicia”, reporta Sin Embargo. “Sin haberse sometido en toda su vida a una elección, Romero Deschamps ha sido dos veces Senador de la República [1994-2000 y 2012-2018] y tres veces Diputado federal [1979-1982, 1991-1994 y 2000-2003]”.

Participó en el cierre de campaña del candidato priista José Antonio Meade, quien le agradeció difundir su proyecto entre los trabajadores petroleros. Al día siguiente, el  periódico Reforma reportó que el funcionario posee una mansión frente a la bahía de Acapulco con un costo de 4.5 millones de dólares y con al menos mil metros cuadrados .

También han sobresalido las lujosas adquisiciones de sus hijos, quienes presumieron en redes sociales viajes por todo el mundo en aeronaves particulares, así como coches bañados en oro.