Durante una rueda de prensa Sarah Huckabee Sanders, portavoz de la Casa Blanca, dijo que el gobierno de Estados Unidos se opone a la legalización de «todas las drogas» en México. La representante del presidente Donald Trump hizo la declaración tras los comentarios de la futura secretaria de Gobernación de AMLO, Olga Sánchez Cordero, quien dijo que durante el próximo gobierno «no descartan la posibilidad de legalizar ciertos narcóticos».  

«No apoyaríamos la legalización de todas las drogas en ningún lugar, y ciertamente no querríamos hacer nada que pudiera permitir que más drogas entraran en nuestro país», afirmó, pese a que en nueve estados de EE.UU. se ha legalizado la mariguana para uso recreativo y medicinal.

Los usuarios de redes sociales cuestionaron la polémica declaración del gobierno trumpista. Algunos señalaron que la decisión de legalizar ciertos narcóticos corresponde totalmente al gobierno mexicano, mientras que otros dijeron que el «país aún no está listo para dar ese paso».