Publicado por el Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia.

La cantidad de estaciones de radio digital terrestre DAB (Digital Audio Broadcasting) pasaron de 288 a 1.503 estaciones en un año, impulsadas por las emisoras privadas, de acuerdo con el informe Market insights digital radio 2018 de la Unión Europea de Radiodifusión (EBU). La investigación hace referencia a distintos casos de países que realizaron el proceso de migración de la radio analógica a la digital.

El estudio, cuyos resultados difundió Mediatelecom, destaca que la radio digital terrestre representó el 8% del total del consumo de radio en 2017 en cinco grandes mercados europeos, lo que demuestra que este tipo de consumo aún forma parte significativa de las preferencias de los usuarios.

Según EBU, las emisoras están presentes en 27 mercados y 26 países de los 56 donde esta gremial tiene presencia.

Se destaca el caso pionero del apagón analógico de la radio FM en Noruega en 2017, seguido por el ocurrido en la región Trentino -Alto Adige de Italia, que se encuentra en proceso de migración y desconexión de algunos transmisores FM. Otros países que ya cuentan con servicios de radio digital a nivel nacional son Dinamarca y Reino Unido.

Como hemos publicado en una nota anterior de OBSERVACOM, en el caso noruego, las motivaciones para realizar la migración digital tuvieron que ver con el incremento de señales y la mejora de la calidad para los usuarios, así como también por factores económicos. La migración representa un ahorro anual para los radiodifusores de 23 millones de euros en consumo eléctrico. Adicionalmente, la sustitución de la tecnología DAB por FM permite alcanzar cobertura nacional con menor cantidad de repetidoras y el uso de transmisores de menor potencia.

El estudio de la Unión Europea de Radiodifusión señala la importancia de las campañas de información para los usuarios respecto del apagón analógico de la radio FM, así como las políticas estatales de fomento. Por ejemplo, el reporte menciona que Francia podría obligar a que todos los dispositivos tengan un sintonizador de radio digital, así como Italia aprobó una normativa para que ello se haga efectivo a partir de 2020.

En América Latina, el desarrollo de la radio digital terrestre es exiguo. Si bien en el caso de México, la norma norteamericana IBOC se adoptó en 2011, los planes para la migración y posterior apagón analógico aún parecen lejanos. Entre las limitaciones se advierte el precio de los receptores, aún escasos en el mercado, y el nivel de inversión para digitalizar las estaciones, que ronda los US$ 80.000.

En República Dominicana, que al igual que México adoptó el sistema IBOC, pocos radiodifusores se interesaron en invertir en radio digital terrestre frente al crecimiento del streaming y el gobierno no logró convencerlos a pesar de haber mantenido conversaciones en este sentido.

En tanto, países como Colombia han realizado pruebas con el sistema DAB pero no hubo adopción oficial de un estándar. En Brasil y Argentina, pioneros en el desarrollo de la TV digital en la región, la radio no tuvo el mismo recorrido. En Argentina, el interés no pasó de algunas pruebas con el sistema norteamericano.

En Brasil, se creó el Sistema Brasileño de Radio Digital en 2010 y un año más tarde se hizo un llamado para la presentación de distintos sistemas para realizar pruebas de desempeño. Los que quedaron en consideración fueron el DRM y el HD Radio, pero no hay una decisión oficial al respecto.