Al realizar el cierre de los recursos de fiscalización de campaña, con el 88 por ciento de esta etapa, el Instituto Nacional Electoral reportó que Ricardo Anaya fue el que más gastó con 259 millones de pesos reportados y con ingresos declarados por 262 millones de pesos, pero fue el que menos eventos realizó: un total de 149.

El priista José Antonio Meade gastó 239.5 millones de pesos y reportó ingresos por 259 millones de pesos con un total de 214 eventos (el que más realizó), y Andrés Manuel López Obrador registró la misma cantidad de gastos e ingresos: 61 millones 135 mil pesos y un total de 213 eventos.

El caso de Jaime Rodríguez Calderón es otro caso de escándalo: gastó casi 24 millones de pesos, pero sólo tuvo ingresos por 7.4 millones de pesos y realizo 124 eventos.

Este 27 de junio culminará el reporte de ingresos y gastos de campaña de los 17 mil candidatos registrados, según informó el consejero y presidente del Comité de Fiscalización del INE, Ciro Murayama.

El reporte de fiscalización de gastos estará listo “a más tardar” a mediados del mes de agosto. Es muy importante este reporte porque de él depende la posibilidad de anular o no ciertas candidaturas, dependiendo del rebase del tope de gastos.

“El 10 de julio les vamos a mandar los oficios de errores y omisiones diciendo cuáles son los problemas que encontramos en su contabilidad, y así es como les damos derecho de audiencia. Luego ellos tienen cinco días para contestar y tratar de solventar las observaciones que les hacemos como autoridad”, precisó Murayama.