En un giro judicial muy importante para el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, por unanimidad de votos, los tres magistrados del Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito resolvieron el amparo relacionado con el “Caso Ayotzinapa”, interpuesto por los padres de familia, y ordenaron la creación de una Comisión de la Verdad y la Justicia, integrada por representantes de las víctimas, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y del ministerio público de la federación. Jenaro Villamil habla sobre la sentencia de los magistrados Mauricio Fernández de la Mora (ponente), Juan Antonio Trejo Espinoza y Héctor Gálvez, que le ordena a la PGR que presente dictámenes elaborados por peritos independientes que cumplan con lo previsto en el Protocolo de Estambul y, si no lo hiciera, “se determinó que hay indicios suficientes para presumir que las confesiones e imputaciones en contra de los inculpados fueron obtenidas mediante tortura”.