Publicado por el Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia.

El Juez Federal Richard Leon, del Tribunal del Distrito de Columbia, avaló la fusión entre AT&T y Time Warner. “El Gobierno ha fallado en demostrar que la transacción pueda disminuir la competencia… El Tribunal niega la solicitud del Gobierno para prohibir la fusión propuesta”, señala el Juez Leon en su fallo.

Además, Leon recomendó al Gobierno no apelar la decisión. “A juicio de esta Corte, la apelación sería un resultado manifiestamente injusto en este caso”, manifestó.

Uno de los argumentos que utilizó el juez para rebatir los argumentos del gobierno para frenar la fusión fue la definición del producto de mercado. Desde su perspectiva, el argumento del Gobierno sobre los daños que genera la fusión se centraron en el análisis de la distribución de video multicanal y en el consumo lineal, dejando de lado el mercado de SVOD (Hulu, Netflix, Amazon Prime), así como también el de distribución multicanal virtual, que refiere a oferta de contenido lineal pero sobre Internet (ej: Hulu Live, PlayStation Vue, YouTube TV, DirecTV Now).

“No puedo evaluar las teorías y predicciones del Gobierno sobre daños [que ocasionaría la fusión entre AT&T y Time Warner], como fueron presentadas en el juicio, sin considerar los dramáticos cambios que están transformando el modo en que los consumidores ven contenidos de video”, indica Leon en el fallo.

El juez también apuntó a deficiencias en la definición geográfica del mercado. Según consta en el fallo, el Gobierno no se refirió a ningún daño en mercados locales específicos como base para oponerse a la fusión, en cambio se “agregaron” los presuntos daños en mercados locales para derivar de ello una medida económica del daño a nivel nacional.

Además, la sentencia sostiene que el Gobierno no pudo demostrar que la fusión dañaría la competencia al incrementar el poder de negociación de Turner, así como tampoco pudo dar cuenta de que AT&T restringiría a terceros el uso de HBO como una estrategia promocional.

Desde el Departamento de Justicia (DoJ), el Fiscal General Makan Delrahim, manifestó su decepción con la decisión de la Corte. “Seguimos creyendo que el mercado de televisión de pago será menos competitivo y menos innovador como resultado de la fusión propuesta entre AT&T y Time Warner”, dijo en un comunicado.

Cabe recordar que en noviembre de 2017, el DoJ había interpuesto una demanda civil ente la Corte del Distrito de Columbia para bloquear la fusión entre AT&T y Time Warner porque consideraba que la operación lesqionaría la competencia al generar mayores precios y menor innovación para los consumidores.

Durante 2017, tanto en Europa como en varios países de América Latina, como ChileMéxico y Brasil, la fusión había sido aprobada. En el caso de Brasil la fusión aprobada por el organismo de defensa de la competencia tenía que ser validada por la Autoridad Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL), que esperaba la decisión del DoJ para tomar su decisión.