Las dos  victorias de la selección mexicana de fútbol frente a Alemania y Corea del Sur  han derivado en celebraciones en toda la república e incluso en  países donde reside un alto porcentaje de fanáticos mexicanos. Las victorias, además, han despertado dudas en la sociedad sobre la utilización de los partidos como un medio de control masivo para enajenar a las audiencias en tanto el gobierno federal realiza privatizaciones. Sobre esto último, han surgido una gran cantidad de memes.

 

Al término del primer partido contra Alemania, actual campeón del mundo, miles de mexicanos salieron a los monumentos nacionales más importantes de sus estados para celebrar la victoria del equipo comandado por el colombiano Juan Carlos Osorio. Fue tanta la enjundia que el pasado domingo, poco después de medio día, los sensores sísmicos en la capital mexicana detectaron un pequeño temblor, pero se activaron “artificialmente”, de acuerdo con un grupo de monitoreo de los calibradores.“Posiblemente por los saltos masivos”, reportaron.

 

Y en cuanto a las privatizaciones, un artículo de Rubén Martín, de Sin Embargo, señala: «Entretenida como está una mayoría de la sociedad mexicana en la campaña electoral, especialmente en sus formas espectaculares como los debates entre aspirantes a gobernar el país, y entretenidos en otro de los shows más importantes de la vida moderna, como son los Mundiales de futbol, a los mexicanos nos están pasando desapercibidos asuntos esenciales como es el destino de las aguas nacionales. En efecto, mientras se concentra la mirada en las campañas electorales y en el Mundial, el presidente Enrique Peña Nieto utilizó la figura legal de los decretos para modificar el estatuto de las vedas existentes sobre 40 por ciento de las cuencas del país, que contienen 55 por ciento de las aguas superficiales de la nación».

Enrique Peña Nieto, presidente de México, no mencionó nada sobre la venta de las aguas nacionales a empresas privadas. No obstante dedicó un tuit a la victoria de México en el mundial.

Las celebraciones se repitieron ayer, cuando México venció  dos  a uno a Corea del Sur con anotaciones de Javier Hernández Chicharito y Carlos Vela. «Hay que imaginarse cosas chingonas (…) Estoy muy feliz», exclamó Javier Hernández Chicharito en conferencia de prensa tras la victoria del equipo nacional.

Por segunda ocasión los fanáticos se reunieron en los monumentos importantes a lo largo del país y en las calles de Rusia.