Los legisladores franceses debatieron el jueves un proyecto de ley destinado a limitar la difusión de noticias falsas y la desinformación durante los períodos electorales, de acuerdo con información de CNN.

El presidente francés Emmanuel Macron señaló a principios de este año que “se tomarán medidas para limitar la difusión de noticias falsas después de la supuesta interferencia rusa durante la campaña presidencial francesa del año pasado”, las cuales discutirá personalmente con el CEO de Facebook , Mark Zuckerberg, a quien citó personalmente. 

Los críticos del gobierno dicen que las leyes propuestas amenazan la libertad de expresión y podrían dar al gobierno un control indebido sobre la información. “Los diputados en la Asamblea Nacional están considerando dos propuestas presentadas por el partido de Macron, La République En Marche, una que se aplica a cualquier elección y la otra específicamente a las elecciones presidenciales”, detalla CNN. “La legislación propuesta permitiría que los candidatos y partidos electorales pidan a un juez que ponga fin a la difusión de información falsa durante los tres meses previos a las elecciones nacionales, especialmente en las redes sociales”.

De acuerdo con el planteamiento de los legisladores, la ley permitirá cerrar o bloquear sitios web que, sin un criterio establecido, se considere que difunden noticias falsas. La aplicación de la ley para bloquearlos puede darse desde un lapso de 48 horas. 

“La ley también autorizaría al consejo de medios francés sacar del aire a emisoras extranjeras controladas por el Estado si intentaran desestabilizar a Francia, una medida que se ve como dirigida a los medios noticiosos estatales rusos”, mencionan.

La Asamblea Nacional votará la legislación el próximo jueves por la noche. Si se aprueba irá al Senado para ser debatida y votada antes de convertirse en ley.

El portavoz del gobierno Benjamin Griveaux dijo a la estación de radio France Inter que las leyes propuestas permitirán al electorado «ejercer mejor la democracia».

Por su parte, el Sindicato Nacional de Periodistas de Francia describió la ley como «liberticidio». «La ley amenaza la libertad de expresión y la libertad de informar», dijeron en un comunicado. «Esta ley que dice que quiere proteger contra el riesgo de  manipulación de la información durante el período electoral también podría convertirse en una forma de amenazar el trabajo de los periodistas profesionales».