Grupo Riobóo presentó una demanda por daño moral contra el candidato presidencial de Por México al Frente, Ricardo Anaya, por las “aseveraciones falsas” que hizo el aspirante panista durante el tercer debate presidencial, en contra del presidente de la compañía José María Riobóo y la empresa.

La denuncia por daño moral contra Anaya fue interpuesta ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y sería la segunda demanda presentada contra el candidato presidencial, después de la que interpuso el presidente del Senado, Ernesto Cordero, contra el dirigente panista a quien acusó de presunto lavado de dinero.

Grupo Riobóo, una de las compañías que participó en la construcción del segundo piso del Periférico de la Ciudad de México, negó que haya incurrido en irregularidades. Precisó que se dedica al diseño y gestión de obra pública, sobre todo, para empresas privadas, en México y el extranjero, y que lo mismo ha trabajado en vialidades públicas elevadas, líneas del metro de la Ciudad de México que en universidades, edificios corporativos y centros deportivos.

“Es por nuestra reputación y por los casi 400 trabajadores a los que nos debemos que exigimos al señor Anaya que se disculpe públicamente o que los tribunales decidan quién tiene la razón”, subrayó el comunicado.

“El señor Anaya deberá aprovechar su tiempo, ya que están por acabar las campañas, en probar sus dichos o en retractarse conforme lo establece la ley y deriva de la jurisprudencia en México. Cualquier reparación que obtengamos, por el concepto de daño moral, será destinada a alguna causa de asistencia social”, advirtieron.

Además de esta demanda por daño moral, el abogado del grupo, Alberto Woolrich, precisó en el programa radiofónico de Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula que también presentaron una queja administrativa ante el INE.

Tras conocerse la demanda, Anaya afirmó que José María Riobóo tiene negocios comprometidos con Andrés Manuel López Obrador y que con esta acción “no queda duda” de que trabajan para el candidato presidencial de Juntos Haremos Historia.

Ricardo Anaya acusó en el tercer debate que “quedó demostrado que Riobóo concursó para participar en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y que, al no obtener los contratos que buscaba, se convirtió en el principal asesor de López Obrador para desacreditar el proyecto y proponer la transformación alternativa de la base militar de Santa Lucía”.