Jenaro Villamil comenta el contrato entre el Instituto Nacional Electoral (INE) y una empresa de nombre SITU, que generó suspicacias en redes sociales sobre un posible fraude en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). El Instituto desmintió que este último estuviera a manos de un particular. «El INE debe transparentar de manera completa el monto del contrato, sus características, el impacto que va a tener y explicar si hubo una licitación o fue una asignación directa», dice Villamil.