Alejandra, una mujer de 23 años, tiene un padecimiento del corazón que le complicó su primer parto y la Unidad Médica Rural de su comunidad, en Nahá, Ocosingo, Chiapas, no le brindó la atención que requería porque no contaba con el personal ni el equipo necesarios. Alejandra está embarazada por segunda ocasión, el nacimiento de su hijo está próximo y la Unidad Médica Rural aún no cuenta con las condiciones necesarias para brindarle atención médica.

Con el acompañamiento de GIRE, Alejandra presentó el Amparo Indirecto 198/2018-VI en el Juzgado Quinto de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Chiapas, con sede en Tuxtla Gutiérrez.

Alejandra ganó y las autoridades de salud del estado de Chiapas están obligadas a:

El Director de la Unidad Médica Rural de Nahá en Ocosingo, Chiapas

1. Brindar atención integral y completa a su embarazo
2. Proporcionar los medicamentos necesarios
3. Adquirir una ambulancia equipada y funcional para traslados que requieran los pacientes de la Unidad Médica Rural de Nahá en Ocosingo, Chiapas

El Titular de la Jefatura Delegacional de Servicios Jurídicos en la Delegación Chiapas del Instituto Mexicano del Seguro Social, con sede en Tapachula de Córdova y Ordóñez, Chiapas

1. Contratar un médico especialista en ginecología y obstetricia que atienda en la Unidad Médica Rural de Nahá en Ocosingo, Chiapas
2. Adquirir una ambulancia equipada y funcional para traslados, que atienda las veinticuatro horas del día, de los trescientos sesenta y cinco días del año, en la Unidad Médica Rural de Nahá en Ocosingo, Chiapas
3. Proporcionar los medicamentos necesarios

Chiapas debe cumplir con su obligación de proteger y garantizar la salud materna.