La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), la Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) realizaron un estudio sobre las formas de violencia que originaron los desplazamientos internos forzados en el país durante el año 2017.

Señalan que, durante el año pasado, estos episodios se llevaron a cabo en los estados de Chihuahua, Durango y Guerrero, desplazando a 6 mil 335 personas. “3 episodios (12%) fueron originados por desalojos con violencia”, mencionan. Estos episodios se llevaron a cabo en los estados de Chiapas, Chihuahua y Zacatecas, desplazando a 935 personas. 2 episodios (8%) fueron originados por temor fundado ante la violencia de las organizaciones criminales, y los episodios ocurrieron en los estados de Michoacán y Coahuila, desplazando a mil 247 personas.

Destacan que 1 episodio (4%) fue originado por disputas territoriales y tuvo lugar en Guerrero, lo que ocasionó el desplazamiento de 276 personas. Asimismo 1 episodio (4%) fue originado por el asesinato de un defensor de la comunidad en el estado de Chihuahua y desplazó a 55 personas; 4 episodios (16%) fueron originados por situaciones de violencia en las que no se especificó el hecho concreto que generó el desplazamiento y sucedieron en los estados de Guerrero, Sinaloa y Michoacán, desplazando a 595 personas.

En el estudio se identifican las siguientes modalidades de violencia: en 19 episodios (76% del total) se reportó el uso de armas de fuego o la presencia de personas armadas; en 15 episodios (60%) se reportó que la población sufrió amenazas e intimidación por parte de células delictivas; en 14 episodios (56%) se reportó que casas, cultivos o negocios fueron quemados, destruidos o baleados; en 39 episodios (36%) se reportó el saqueo de viviendas y el robo de animales, cultivos u otras pertenencias; en 4 episodios (16%) se reportó el reclutamiento forzado o temor al mismo por parte de la población; y en 2 episodios (8%) se reportaron detenciones arbitrarias por autoridades.