En el marco del día del maestro, la Dirección Política de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizó una marcha nacional a través de la cual hicieron un llamado a la “sensibilidad” de la Secretaría de Gobernación (Segob) para restablecer el diálogo con la Mesa Única de Negociación.  “De lo contrario se llamará a un paro indefinido de labores”, señalaron. 

Proceso registró el testimonio de Pedro Gómez, de la sección 7, quien durante las manifestaciones cuestionó que,  a pesar de los paros de 24, 36 y 72 horas que han efectuado durante el mes de abril y principios de mayo, continúa la “posición cerrada” del secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida. A su vez dijo que sus respuestas a las peticiones de la reinstalación de más de 500 profesores cesados, la atención a las familias de los maestros afectados en Nochixtlán y la reconstrucción de las escuelas afectadas por el sismo del 19 de septiembre no han sido resueltas.

“La marcha arrancó a las 11:00 de la mañana y hasta el mediodía caminaba por los carriles centrales de Paseo de la Reforma a la altura del Bosque de Chapultepec”, señala Proceso. El gremio también aprovechó la manifestación para deslindarse del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

“Los compañeros identificaron a algunas personalidades de Morena que han estado haciendo declaraciones. La CNTE tiene una definición muy precisa sobre eso, no vamos con ningún partido, esta es una movilización de la coordinadora y si alguien en lo particular quiere aprovecharla, no estamos de acuerdo con esto”, dijo Juan Melchor, profesor de la Dirección Nacional Política.

Por otro lado, el Consejo General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación  (SNTE) asistió a una celebración por el Día del Maestro que tuvo lugar en la residencial oficial de Los Pinos donde el presidente del Consejo, Juan Díaz de la Torre, dijo que “los logros que el país ha alcanzado no deben ignorarse por el afán de la coyuntura de la disputa por el poder político”.

“Ante el titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, y el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados, el líder del sindicato magisterial demandó a los actores políticos que en medio de la coyuntura electoral no se destruya la convivencia y la capacidad de los mexicanos para unirse pese a sus diferencias”, señala La Jornada.

«En estos tiempos en que nuestro país está definiendo el modelo de desarrollo que seguiremos en el futuro, y que de manera casi natural provoca que los problemas se sobredimensionen y que se olvide incluso mucho de lo que México ha construido, es bueno, es oportuno, es obligatorio que recordemos todos que la patria es primero. Es mayor a cualquiera de nuestros enfrentamientos. Los bienes del país son mucho mayores que sus disputas, los logros que hemos alcanzado como nación no deberían ignorarse por el afán de la coyuntura de la disputa por el poder político. No destruyamos en el discurso y en los hechos lo que la escuela nos ha enseñado y para lo que nos formó como mexicanos capaces de vivir y convivir, respetar, aportar y de unirnos en nuestras diferencias», mencionó Granados.

En la ceremonia el presidente Enrique Peña Nieto entregó la Condecoración Maestro Ignacio Manuel Altamirano a tres Docentes y el Reconocimiento por Desempeño Destacado y Excelente a cuatro Docentes.