El candidato por coalición “Juntos Haremos Historia” por la gubernatura de Yucatán, Joaquín Díaz Mena “Huacho”, reveló la supuesta existencia de 21 empresas fantasmas pertenecientes al candidato por el PAN para la gubernatura de la misma entidad, Mauricio Vila Dosal.  Presuntamente las empresas desviaron un aproximado de 219 millones de pesos durante la gestión de Vila como alcalde de Mérida, la cual concluye el presente año.

El representante de Morena, PT y PES dijo que presentará una denuncia ante la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (Asey) y destacó que la red de 21 operadores solamente le prestaban servicios al Ayuntamiento de Mérida. “Estas empresas se facturan entre ellas, sacan el dinero mediante cheques que se cobran en efectivo, la mayoría no cuentan con empleados”, dijo.

De acuerdo a La Jornada, “la mayoría de los domicilios fiscales son casas habitacionales, terrenos baldíos, locales cerrados o no localizados como el caso de la empresa Construcciones Yu Um Beh que facturó más de 15 millones de pesos al Ayuntamiento de Mérida por el servicio de limpieza de avenidas y glorietas y tiene de domicilio fiscal un predio baldío”. Ninguno de los domicilios pudo ser ratificado por el SAT.

Huacho señaló que con estos hechos “se confirman operaciones al margen de la ley a través de la Dirección de Servicios Públicos Municipales y se comprueban el peculado y el uso de recursos públicos de procedencia ilícita por lo que se proporcionará esa información a la Asey para interponer la denuncia y que se investigue”.

Durante la misma rueda de prensa el candidato denunció también al actual gobierno priista que encabeza Rolando Zapata por el supuesto mal uso de 33 millones de pesos. Alegó que esto es una muestra clara de que Mauricio Sahuí Rivero, representante del PRI para la gubernatura de Yucatán,  “es la continuidad de la corrupción que existe en la administración estatal priísta”.

Ayer, durante el debate por la gubernatura, Mena habló sobre la acusaciones contra Vila y dijo que es momento de “acabar con los gobiernos corruptos que ha tenido Yucatán”. Por su parte  Vila minimizó la acusación y respondió que “él (Huacho) se refería a un litigio que ha durado varios años y cuyos juicios apenas están en proceso de realizarse”.